CORPORIS

En el cuerpo se entrecruzan el dolor y el placer. Sentimientos encontrados que nos hacen disfrutar hasta estremecernos o sentirnos encerrados como en una cárcel de carne y hueso. Cuerpos a veces celestes, a veces demoníacos, a veces gloriosos, a veces demasiado terrenales. Pero son, al mismo tiempo, nuestra casa, nuestro hogar, el lugar donde encontrarnos.

 

In our body, pain and pleasure intersect. Opposite feelings that make us enjoy till

shudder or feel like locked in a prison of flesh and bone. Bodies sometimes celestial,

sometimes demonic, sometimes glorious, sometimes too worldly. But they are, at the

same time, our house, our home, the place where we encounter.

Revelación